19 abril, 2016

Como comenzar tu negocio de repostería en casa

La verdad es que siempre me había gustado la repostería, pero no fue hasta que cambié todos los mueves de mi cocina de casa, un trabajo que puse en manos de Alvimodul, cuando me pensé lo de hacer de mi afición un negocio. Y es que, fue un trabajo tan maravilloso el de esta empresa, y me dejaron una cocina tan profesional, que pensé que era delito no aprovecharla al máximo. Así que me puse manos a la obra para exprimirla.

Si decides ponerlo en marcha, tienes que tener varias cosas. De momento, mucha paciencia, porque aunque ahora los trámites para constituir una empresa son más fáciles, aún tendrás que gastar varios días de tu vida en acudir a la administración local para pedir permisos. Eso sí, si eres mujer entérate bien porque hay muchas ayudas para emprendedoras. Pero yo hoy, me quiero centrar, no en los papeles, sino en las herramientas que vas a necesitar y que vas a tener que tener en tu cocina. Si te animas, consulta con blogs profesionales, porque hay verdaderas artistas.

  • Por ejemplo es muy importante utilizar una batidora eléctrica. Tampoco hace falta un súper robot de cocina, con una batidora eléctrica normal con varillas, nuestra crema de mantequilla resultará suave y perfectamente montada. Pero cuanto mejor sea, seguro que tienes mejor resultado.
  • La repostería es como la química, cualquier ingrediente que variemos puede hacer que nuestra receta sea un desastre, así que lo mejor es que pesemos todos los ingredientes para evitarnos sorpresas desagradables. Las mejores son las digitales, muy precisas, y por poco dinero las podemos encontrar de muy buena calidad.
  • Es fundamental para que las cápsulas no se abran durante el horneado y la cocción de los bizcochos sea uniforme. Existe el tamaño estándar para 12 cupcakes y también versión mini por si deseas hacer cupcakes más pequeños.
  • Además, es muy útil para rebañar los cuencos de masa e ingredientes, las lenguas pasteleras, y sobre todo  para mezclar con suavidad. También nos podemos arreglar con una cuchara de silicona, pero la lengua resulta más cómoda.
  • No te olvides de la espátula, que es muy útil para cubrir los cupcakes. Se utiliza en los casos en los que los cubramos con buttercream o cremas similares. Si no tienes, pues ya sabes, un cuchillo de mantequilla, tipo untador, nos puede sacar de un apuro aunque no tenga la misma forma exactamente.
  • Una vez hecha la obra maestra hay que rematar la faena. Y eso se hace con mangas pasteleras. En mi caso, me gustan más las desechables, son más prácticas e higiénicas, ya que por mucho que las permanentes se laven y aireen perfectamente.

Y una cosa está clara, para tener tantas cosas hay que tener mucho espacio. Os recomiendo una cocina grande, luminosa, con muchos espacios para que no estemos chocándonos. Por eso, si tenéis la suerte de tener como hice yo una empresa de confianza de muebles de cocina en Barcelona, pues seguro que os queda de primera.

No tengo dudas de que la repostería es un negocio muy prometedor, lo más importante es que puedes iniciar tu casa ganando un dinero extra mientras te preparas para iniciar tu propia tienda y dedicarte a tiempo completo a tu pasión. Por eso espero que este artículo te haya servido de ayuda.

shutterstock_299506379reducida

Como comenzar tu negocio de repostería en casa