27 septiembre, 2017

Bizcocho de Ginebra

La ginebra se ha convertido en la bebida de moda.  Ahora mismo, salgas por donde salgas, ves que todo el mundo se pide su gin tonic, lo que ha dado paso a un gran negocio. Algunos lo hacen incluso como homeopatía, ya que dicen que es digestivo. Supongo que será por las bayas de enebro, que es la base para hacer la ginebra , y que dicen que tienen propiedades medicinales para las enfermedades renales, estomacales e incluso dicen que es mano de santo para curar las gripes y resfriados.  Pues bien, hoy nuestra receta tiene como protagonista a la ginebra.

Si no eres experta en ginebras, tranquila, ahora mismo en el mercado hay muchas marcas. Por supuesto no tienes que comprar la más cara, porque podrás comprobar cómo algunos se han subido a la parra. Para esta receta, con que compres la más básica te va a servir. Intenta que sea con cierto toque de secura, sin demasiados aromas florales. Una de esas que igual te combina con cardamomo que con pimienta rosa.

Ingredientes

  • 200 gr de mantequilla
  • 100 gr de miel
  • 90 gr de azúcar
  • 200 gr de harina
  • 10 gr de impulsor
  • Sal
  • 4 huevos
  • 50 ml de ginebra
  • Especias

 

Ingredientes para la cobertura:

  • 130 gr de azúcar lustre
  • 15 ml de agua
  • 15 ml de ginebra
  • Ralladura de un limón

Elaboración

  1. Lo primero será derretir en un cazo, la mantequilla con la miel, el sirope y el azúcar a fuego medio. Cuando lo llevamos a ebullición, lo retiramos del fuego. Para posteriormente dejar templar unos 15 minutos.
  2. Tamizar la harina con el impulsor, las especias y la sal en un bol. Luego batir los huevos como si fuera para tortilla, así que habrá que darse maña, y añadir a la harina. Mezclar bien con movimientos envolventes para conseguir una masa homogénea.  Sin dejar de batir añadir la mezcla de mantequilla y miel. Por último incorporar la ginebra. La masa queda un poco líquida y lo importante es que no queden grumos, que harán luego que no tenga la forma.
  3. Tendremos que hornear en horno precalentado a 165º unos 50 minutos aproximadamente. Y como no, hay que hacer la prueba del palillo para comprobar que está hecho. Retirar del horno, dejar templar 10 minutos en el molde, desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla.
  4. Ahora vamos con la elaboración de la cobertura. Tenemos que añadir una cucharada de ginebra, una de agua y la ralladura de un limón al azúcar de lustre y mezclarlo. Debe quedar suficientemente espeso para que se pueda untar por encima del bizcocho. Para finalizar, extender el glaseado por el bizcocho cuando éste, esté completamente frío.
  5. Esta receta es perfecta para sorprender a tus amigos durante una comida. Es muy sana y además digestiva y con muchos beneficios. Eso sí, posteriormente no puede faltar el típico gin tonic. Sírvelo en copas especiales, no lo hagas en el típico vaso de tubo o normal. Las de Export Cave, son bastante económicas y tienen un tacto perfecto.

Espero que la receta de hoy os haya gustado. Y aunque tiene parte de alcohol, también se puede ofrecer, eso sí, un trozo más chico, para los más pequeños de casa. Buen provecho.

Bizcocho de Ginebra