4 diciembre, 2019

Cómo prevenir las caries si te gustan mucho los dulces

Las caries es un problema para los adultos, pero también para los niños. En la Clínica Dental Carrilet 100 cada vez ven a más niños que sufren problemas de este tipo. En opinión de ellos, como profesionales, no hay que dejar de incidir en que la ingesta de dulces y bebidas azucaras ayudan a que la caries dental aumente. El caso es que todos los que gustan del azúcar, tienen que ser conscientes de los problemas que comporta, pero es que además tampoco es beneficiosa para la salud, por lo que en caso de que se tome, con independencia de la edad que tengamos, no es algo aconsejable.

El caso es que tanto niños como mayores, si tienen un comportamiento donde impere la razón y el sentido común, hay que pensar que se puede tomar azúcar y contar con los dientes sanos. Conscientes de lo importante que es el poder tomar dulces de madera moderada para niños y mayores, vamos a dar una serie de consejos que pueden ser de gran utilidad.

Aunque lo que vamos a decir para algunos les va a parecer algo básico, el caso es que a la hora de limpiar nuestros dientes tenemos que tener en cuenta lo siguiente:

Mejor portar un cepillo portátil o desechable con nosotros siempre que podamos. Los cepillos portátiles o desechables son una magnífica solución para los adultos que están constantemente ocupados, algo que pasa mucho en sectores comerciales como son los propiamente de venta inmobiliaria o de seguros, que suelen estar constantemente en movimiento. Con ello, se puede visitar el baño después de que hayamos comido un dulce, o un snack y así se elimina el azúcar de los dientes de forma rápida.

Cambiar el cepillo en nuestro hogar

En el caso de que consumas muchos dulces, hay gran probabilidad de que tengas el riesgo de ir acumulando más placa que una persona normal, puesto que la placa suele prosperar de forma importante en los ambientes donde hay gran riqueza en hidratos de carbono.
Es importante saber que los cepillos de dientes que tienen cerdas de tiple acción y cabezas que tengan forma de diamante, son los que están diseñados para dar una limpieza mejor en esas zonas donde es complicado acceder. En estos cepillos, se puede hacer el trabajo de cepillado de manera más cómoda y bastante más placentera.

Más consejos

En el caso de esas personas que no tengan los medios o esa voluntad para poder llevar un cepillo de dientes con ellos, también merece la pena considerar otra clase de temas:

Utilización de enjuague bucal
De esta forma se puede eliminar tanta cantidad de azúcar o de residuos de carácter pegajoso. Esta clase de enjuagues suelen contener fluoruro y son perfectos, cuando no tenemos más opciones. Igualmente, también es bueno lavarnos con agua en los alrededores de la boca.
El hecho de masticar un chicle sin azúcar después de comer dulces, es de gran ayuda de cara a la limpieza de los dientes. La goma lo que hace es aumentar la producción de saliva, pues va a ayudar a que se eliminen los restos de azúcar que cubren los dientes. Optar por consumir menos bocadillos con azúcar.

Estaremos todos de acuerdo en que la fruta es una forma sana cuando se quiere comer dulces, pero existen otras opciones mejores para que baje considerablemente el riesgo de poder padecer caries. Solo es cuestión de evitar que la boca se puede llenar o cubrir con azúcares. Recordemos que a partir del azúcar es donde se forman los ácidos que son los principales responsables de la caries.

Como has podido ver, podemos hacer muchas cosas para evitar que la caries aparezca, incluso aunque te gusten mucho los dulces. De todas formas merece mucho la pena no tomar demasiados dulces. Todos sabemos que saben muy ricos y que incluso llegan a ser adictivos, pero lamentablemente el sabor que tienen no hacen que sean mejores para nuestra salud, más bien al contrario.

Como en casi todos los productos, el abuso es lo que hace que sean malos, por lo que nuestra recomendación es no dejar de tomar dulces, sino reducir su ingesta lo máximo que podamos. Existen otros sabores también interesantes o incluso otras alternativas que, como la stevia, son buenos sustitutivos del azúcar.

Hablamos de la salud de los dientes y también de nuestra salud en general, pues un cuidado bueno de nuestra boca después se termina notando en otros puntos de nuestro organismo, por lo que hay que ponerse manos a la obra y saber que cuidando nuestra boca del azúcar, también ayudamos a que nuestra salud sea mejor. ¿Merece la pena no?

Cómo prevenir las caries si te gustan mucho los dulces