7 mayo, 2021

Conoce los diferentes y deliciosos usos de la leche condensada en la cocina

Uno de los productos lácteos más deliciosos y que mejor acompaña cientos de platillos es la leche condensada, así que si aún no conoces las bondades y beneficios que aporta a nuestra salud y nuestras recetas, sigue leyendo.

¿Qué es la leche condensada?

La leche condensada es leche de vaca a la que se le ha extraído agua y agregado azúcar, lo que resulta en un producto espeso y de sabor dulce que puede conservarse durante varios años envasado sin refrigeración mientras no se haya abierto.

El mismo producto, pero sin agregados de azúcar, se conoce por el nombre de leche evaporada, la cual se estropea con mucha mayor facilidad y por lo tanto es poco común en la actualidad. Sin embargo, reina la confusión de llamarle por este nombre  a la leche condensada en algunos países.

Beneficios de la leche condensada para el organismo

Los beneficios de la leche condensada para el organismo, al igual que leche, son casi innumerables. Y es que no solo es un alimento que gusta mucho en postres y acompañando el café, sino que aporta muchas otras ventajas. Milvalles, productores de la más exquisita leche condensada, nos explican cuales son:

  • Fuente de calcio. Al igual que con todos los lácteos, uno de los beneficios de la leche condensada, es el aporte de calcio y fósforo para nuestros huesos. Este calcio es favorable en edades tempranas, en las que los huesos se están desarrollando, así como para adolescentes, embarazadas y personas de edad avanzada.
  • Fuente de vitaminas. Otro de los beneficios de la leche condensada es la cantidad de vitamina A y D que nos aporta. Además, contiene vitamina C, que ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunológico.
  • Producto eficaz contra las enfermedades cardiovasculares. La leche condensada contiene vitamina B y magnesio, los cuales trabajan en la formación de nuevos glóbulos rojos en la sangre, lo que a su vez ayuda a que el flujo de esta sea mejor.
    Además, el magnesio ayuda a que la actividad de nuestro corazón funcione mejor.
  • Fuente de fósforo. El fósforo es un mineral que favorece la realización de las funciones diarias de nuestro cerebro, convirtiéndole en un elemento necesario para la buena función de nuestro organismo.
  • Piel perfecta. Al contener vitamina A, la leche condensada ayuda a conservar la piel e hidratarla, además de retrasar el proceso de envejecimiento.
  • Proporciona energía para practicar ejercicio. Es aconsejable tomar algo de leche condensada al inicio de realizar un gran esfuerzo físico ya que es fuente de hidratos de carbono, los cuales proporcionan energía rápida para darle vitalidad a nuestro organismo.
  • Tiene un efecto revitalizante después del ejercicio. Por otro lado, los expertos recomiendan que, después de hacer ejercicio intenso, tomes un poco de leche condensada como efecto revitalizante para recuperar fuerzas.

Beneficios de la leche condensada en la cocina

La leche condensada se utiliza en numerosos postres de muchos lugares, incluidos España, Brasil, Hong Kong y Rusia.

En estos países son muchos los postres que contienen leche condensada, e incluso, la utilizan como un ingrediente clave en determinadas presentaciones de café como el café Sua Da (un tipo de café vietnamita) o el café bombón (café con leche condensada).

En algunos países latinoamericanos, la leche condensada es utilizada en diversas recetas gastronómicas de repostería, tales como arroz con leche, crema volteada, tres leches, granizados, etc.

Por su parte, en Venezuela se emplea en la elaboración del quesillo, un famoso postre tradicional, así como para aderezar la chicha y los granizados. Mientras que, en Perú y Chile se emplea para hacer el famoso pie de limón.

En Euskadi, es parte de las muchas recetas del pastel vasco o «goxua»; en Nueva Orleans se usa comúnmente como un topping en los granizados de chocolate o nata; en Escocia, se mezcla con azúcar y un poco de mantequilla y se hornea para formar una popular golosina dulce llamada Tablet; y en algunas partes del Sur de Estados Unidos, es un ingrediente clave en la lemon icebox pie, una especie de pastel de crema.

En fin, son muchos los platillos que se pueden elaborar con este producto. Enrilemone, experta repostera, nos explica los más conocidos en todo el mundo:

  • Arroz con leche. El cual en lugar de azúcar, se prepara con leche condensada.
  • Batidas. Las batidas son una bebida alcohólica muy popular en Brasil, la cual se puede hacer con cachaca o Ron de Venezuela, y de  frambuesa, de mango o de fresa.
  • Café Bombón. Vasitos con leche condensada en el fondo y arriba, el café. Por la diferencia en la densidad de ambos líquidos, la leche condensada queda en el fondo y el café arriba; y una vez que lo revuelves, no hay que ponerle ni leche ni azúcar al café.
  • Cheesecake de mojito. Una combinación de dos de los sabores más deliciosos, Cheesecake y mojito, y lo mejor es que se hace sin hornear.
  • Chicha.La chicha de arroz es una bebida tradicional venezolana muy deliciosa, a la que se le suele echar también un chorrito de leche condensada en el tope, sobre los hielitos, a modo de topping.
  • Leche condensada con frutas. Si no quieres hacer recetas tan elaboradas para disfrutar de este rico producto, basta con usarla como topping para tu fruta favorita, incluso en ensaladas de frutas. Por ejemplo, no hay mejor postre que una banana fresca con leche condensada. Y eso sin hablar las fresas. Te aseguramos que serán la merienda favorita de tus hijos.
  • Con gelatina. En algunos países es muy tradicional acompañar la gelatina que se suele servir en cumpleaños con su respectivo topping de leche condensada. Alguno, de hecho, van un paso más allá y la preparan en capas, para luego cortarla en cubitos.
  • Con raspado (cepillado o snow ball). En Venezuela es costumbre comer raspado (hielo granizado) con algún jarabe dulce (por ejemplo, de cola roja o de tamarindo). Entonces, el chorrito de leche condensada encima era “la cereza del pastel”.
  • Con pan. Otra merienda muy deseada consiste en untar una rebanada de pan de sándwich blanco con leche condensada. Toda una delicia y muy sencillo de preparar.
  • Coquito. Es un imprescindible en la Navidad boricua. Y es que es, sin duda,  parte de las tradiciones decembrinas del territorio, siendo la leche condensada su ingrediente fundamental.
  • Leche condensada directo de la lata. Incluso, una de las formas más sencillas de disfrutar de las bondades y el delicioso sabor de la leche condensada es comerlo directamente de la lata. Si, lo puedes conseguir en versiones de tamaños pequeños e irla degustando poco a poco como una merienda rápida y práctica. Eso sí, tienes que tener en cuenta que estamos hablando de 1.500 calorías por lata.
  • Delicia de parchita. Un postre helado delicioso que se hace con maracuyá y por supuesto, el ingrediente estrella de este artículo, la leche condensada.
  • Espuma de lima. Una receta tan fácil como deliciosa para los amantes de la mezcla de sabores.
  • Flanes y quesillos. Ya los habíamos mencionado antes y dijimos que son unos deliciosos postres tradicionales de Venezuela y que vale la pena probar no importa en que pare del mundo te encuentres.
  • Helado de mora. Es una delicia como topping y para prepararlo, no necesitas máquina de hacer helado.
  • Horchata. Los fanáticos de esta deliciosa bebida coincidirán en que queda más sabrosa con nuestro ingrediente favorito.
  • Key Lime PiePostre característico del Sur de los Estados Unidos que queda mucho mejor con leche condensada, por supuesto.
  • En merengadas. Por ejemplo, puedes optar por la de banana, una de las favoritas del público en general. Se hace con bananas, leche, azúcar y hielo. Pero, si en lugar de leche y azúcar, le pones leche condensada, es más rica todavía.
  • Marquesa de chocolate. Un postre venezolano facilísimo de hacer con galletas María, chocolate y leche condensada. Lo mejor es que es muy fácil ya que no hay que cocinarla, sino congelarla.
  • Morir soñando. Esta es una bebida típica de la República Dominicana que se prepara licuando leche con jugo de naranja y azúcar, con hielo. Y, si la preparas con leche condensada, queda más rica.
  • Mousses. De fresa o frambuesa, son una delicia.
  • Papitas de leche. Son una trufas de leche deliciosas, típicas de Los Andes venezolanos, omnipresentes en las mesas de dulces de bautizos, cumpleaños, comuniones y bodas del país.
  • Pie de calabaza. El clásico pumpkin pie con un custard súper cremoso y no muy dulce, gracias a la leche condensada.
  • Ponche crema. Esta deseada y tradicional bebida, no sería lo mismo si no se hiciera con la leche condensada.
  • Ponche crema de calabaza. Una variación del delicioso ponche que ya conocemos, que  además lleva puré de calabaza y especias.
  • Rompope. El equivalente mexicano del ponche crema venezolano y el coquito puertorriqueño, y que también se hace con leche condensada.
  • Tres leches. Delicioso manjar de la repostería de muchos países que se hace a base de este ingrediente.
  • Trufas de chocolate. Los amantes del chocolate se mueren por este postre hecho con leche condensada.
Conoce los diferentes y deliciosos usos de la leche condensada en la cocina