Los infrarrojos y sus diferentes aplicaciones

Recibe noticias interesantes

Suscríbase a nuestro boletín y le enviaremos por correo electrónico las últimas publicaciones.

Categories

Entradas recientes

Los infrarrojos pueden ser utilizados en una gran variedad de aplicaciones, algunas de las cuales son muy habituales, de esas cosas que forman parte de nuestro día a día, y no somos conscientes. Es cierto que en los últimos años, los avances tecnológicos han permitido que se dediquen a muchos sectores y aspectos que nunca habíamos pensado. Por ejemplo, durante la temible pandemia, algo que nadie esperaba, fueron de mucha utilidad. En concreto para controlar la temperatura. Pero antes de analizar las diferentes aplicaciones, vamos con una parte teórica para conocer un poco más sobre este sistema.

La radiación infrarroja es un tipo de radiación electromagnética, de mayor longitud de onda que la luz visible, pero menor que la de las microondas. Por ello, tiene menor frecuencia que la luz visible y mayor que las microondas. Su rango de longitudes de onda va desde unos 0,7 hasta los 1000 micrómetros.1​ La radiación infrarroja es emitida por cualquier cuerpo cuya temperatura sea mayor que 0 Kelvin, es decir, −273,15 grados Celsius (cero absoluto) .

Y después de saber un poco más sobre la teoría, vamos con el tema más práctico. Y es que los rayos infrarrojos están presentes en nuestra vida en muchos aspectos. Nuestro día a día es bañado en este tipo de rayos.

Control remoto de aparatos electrónicos

Es lo más básico y en lo que siempre se han usado. Los mandos a distancia utilizan infrarrojos para enviar señales a los dispositivos electrónicos. Sin embargo, con el paso de años, los infrarrojos han llegado a muchos más sectores y profesiones. Seguro que no eres consciente de todo lo que puedes encontrarlo.

Termografía

Los infrarrojos pueden detectar los rayos infrarrojos emitidos por los objetos para crear una imagen térmica, lo que se utiliza en la medicina, el mantenimiento industrial y la seguridad. Y esto es lo que os decía que ha sido muy útil para tiempos de pandemia. En este caso, para conocer mejor, acudimos a las cámaras termográficas que disponen en Ibertronix, donde se utilizan para numerosas aplicaciones de medición de temperatura sin contacto; en sectores industriales como la metalurgia o la fabricación de vidrio, la detección de incendios en cualquier ámbito, almacenes logísticos, almacenes de materiales fácilmente combustibles. Mostrando mapas de distribución de temperatura en 2D con alta resolución térmica para objetos en movimiento o fijos.

Detención de incendios

Los sistemas de detección de incendios con cámaras termográficas están pensados para detectar posibles incendios en grandes superficies donde los detectores de humo no son aplicables, como por ejemplo en zonas exteriores. Para este tipo de instalaciones es totalmente necesario el uso de cámaras termográficas.

Detención de fiebre

El coronavirus ha marcado un antes y un después. Las cámaras térmicas toman radiación infrarroja de los objetos por encima de la temperatura absoluta de 0 K y luego crean imágenes y obtienen valores de temperatura, con estos valores podemos detectar qué persona tiene temperatura alta en un grupo de personas y luego podemos separarlos para realizar más pruebas.

Comunicación inalámbrica

El uso de la tecnología infrarroja permite la transferencia inalámbrica de datos entre dispositivos como laptops, móviles y tabletas. Es decir, que todo lo que nos pasamos muchas veces entre los teléfonos móviles se hace gracias a este sistema.

Detección de vehículos

Los infrarrojos se utilizan en sensores instalados en carreteras para detectar la presencia de vehículos y controlar el tráfico.

Calefacción de ambientes

Los infrarrojos pueden calentar los objetos directamente en lugar del aire, lo que se utiliza en calefactores y calentadores de patio.

Secado

Los infrarrojos se utilizan en el proceso de secado de materiales, como se imprime y se pinta.  Otra desconocida utilización pero que es muy valorada en los diferentes sectores y entre las empresas.

Radioterapia

Los rayos infrarrojos se utilizan en la radioterapia para tratar algunos tipos de cáncer. Por lo tanto, hay que tener en cuenta su importancia. Ahora bien, todo ha cambiado con el paso de los años, y por fortuna para mejor. Ya nada tienen que ver esas sesiones de radio de los años 80 con  las que los pacientes reciben.

Forja

En Forja es muy importante tener un control de temperaturas ya que los materiales férricos pierden propiedas a partir de cierta temperatura y también necesitan de un a temperatura mínima para que se pueda realizar el procedimiento del forjado. En este caso, la empresa Ibertronix tiene una amplia gama de productos para ello.

Análisis de estructura

La espectroscopía infrarroja se utiliza en química y biología para identificar y analizar la estructura de las moléculas.

Scroll al inicio