10 octubre, 2016

Negocio limpio, repostería de éxito

Cualquier negocio, pertenezca al sector que pertenezca, debe cuidar extremadamente el tema de la higiene y la limpieza, lógicamente, pero cuando hablamos de un establecimientos hostelero o de una repostería este punto multiplica su importancia por mil.

Hay muchísimas razones por las que nuestra repostería debe estar reluciente:

  • La Imagen. Si un cliente accede a nuestra pastelería, horno, panadería… y encuentra suciedad es muy posible que se dé la vuelta sin comprar nada por muy apetecibles que les parezcan nuestros cupcakes, nuestras tartas o nuestros bollos calentitos. No es agradable comer un pastel elaborado sobre un banco sucio.
  • La Higiene. Cualquier tipo de comida que ha sido cocinada, horneada o elaborada en una cocina/establecimiento sin la suficiente higiene corre el riesgo de estar contaminada por diversas bacterias o gérmenes y a nadie le gusta caer enfermo pero, si lo hacen y atan cabos, es muy posible que tengamos un problema serio en nustro negocio.
  • Un lugar donde hay comida a diario que no queda en perfecto estado de limpieza por las noches acumulará insectos que se escondan por rendijas, paredes y al calor de los electrodomésticos que podamos tener. Hablamos de hormigas e incluso de cucarachas y este tipo de “huésped” no es bienvenido a nuestro establecimiento por muchísimos motivos, el más importante de ellos, por la transmisión de enfermedades.

Mantengamos todo limpio

Para asegurarnos de tener un negocio en condiciones se pueden llevar a cabo multitud de acciones. Desde limpiar diariamente a fondo cada rincón del local hasta contratar una empresa externa. Nuestro consejo es que se limpie de arriba a abajo el establecimiento diariamente, hasta la última miga, para evitar que ningún insecto haga una fiesta durante la noche; que una vez a la semana, una empresa especializada como Servinet acuda a limpiar a fondo ciertos rincones que no se limpian diariamente por tiempo, como puede ser debajo de los muebles y de los electrodomésticos, los cristales más inaccesibles o detrás del mostrador; y que una vez cada seis meses aproximadamente acuda  una empresa especializada en limpieza de tuberías, nosotros recomendamos Limpiezas Limsa, con el fin de asegurarnos de que ningún insecto (cucarachas) pueda acceder al local por medio  de ellas. Con estos consejos conseguirás dificultar la tarea a la suciedad y a los invitados no bienvenidos para quedarse en tu establecimiento.

Obviamente hay muchísimas cosas que podemos hacer diariamente para cuidar, además, la higiene:

  • Despensa: un lugar fresco y ventilado, con poca humedad, y debemos evitar que los alimentos estén en contacto con el suelo.
  • Frigorífico y Congelador: mantenerlos limpios. Es de Perogrullo pero lo ideal es lavarlo con agua y jabón antes de meter la compra semanal y cada tres meses realizar una limpieza más profunda.
  • Basura: debe estar siempre tapada, lo idóneo es un cubo con pedal.
  • Utensilios: los que se usan de manera habitual como las tablas de cocina y demás, deben lavarse con agua y jabón después de cada uso. El resto de utensilios deben estar limpios y lavarlos cuando se terminan de usar, e incluso lavar las tapas de los alimentos enlatados antes de abrirlos y nunca poner alimentos listos para comer en un plato donde se colocó previamente algún tipo de alimento crudo o no cocinaco (huevo, carne, pescado…)
  • Bayetas y trapos: debemos acostumbrarnos a lavar la bayeta tras cada uso. Normalmente limpiamos la mesa o la encimera de la cocina y, si queda limpia, dejamos la bayeta a secar sin más. Craso error. Debemos lavar la bayeta tras cada uso.
  • Cocina limpia: sobre todo la zona donde se cocina. Se puede lavar con una solución de cloro especial para usar en la cocina o con alguna solución comercial bactericida.
  • El drenaje del fregadero de la cocina puede ser un foco de acumulación de gérmenes. Se recomienda echar una solución específica desinfectante, especialmente si se ha preparado carne o productos derivados de animales muertos. Esto se debe hacer porque los desechos se quedan en el drenaje y pueden crear un ambiente perfecto para que se desarrollen las bacterias.

shutterstock_373049881reducida

Negocio limpio, repostería de éxito